viernes, enero 15, 2010

Vivir es estresante.

Por lo general uno habla de estres y piensa en el trabajo, como si fuera el único ámbito de la vida capaz de sacarte de las casillas cuando en realidad hay muchos otros. Dejemos de lado guerras, maltrato o abuso o ese sinfín de desgracias que lamentablemente existen en el mundo. Yo quiero hablar de las terribles imposiciones que hace la gente y que no paran ni pararán nunca. Veamos.
Cuando sos chica te plantean la disyuntiva a quién querés más, si a mamá o a papá. Crecés y entrás al colegio, la época de la primaria te puede estresar dependiendo del grado de exigencia general de casa o la misma escuela, por lo cual pensemos que puede ser el único momento de la vida donde medianamente te dejan un tanto en paz, aunque cuando vas pisando los 10 u 11 ya entran a preguntar si te gusta algún chico o tenés novio. A los 10 u 11!!!!.